Semillas autoflorecientes

Venta online de semillas de marihuana autoflorecientes. ¿Cuáles son sus características?

Las semillas de marihuana autoflorecientes dan lugar a plantas cuyo desarrollo no depende del ciclo lumínico. En otras palabras, no tendremos que ajustar las horas de luz para que se sucedan los diferentes estadíos.

Las semillas autoflorecientes derivan del cruce de una variedad de cannabis con cannabis rudelaris. El C. rudelaris no depende de las horas de luz para florecer, sino que depende del tiempo. Es decir, las plantas empiezan a florecer pasado un determinado tiempo, porque maduran según la edad, no según los cambios en las horas de luz. Esta variedad de cannabis no contiene una concentración elevada de THC y es por ello que se necesita cruzar para dar lugar a variedades de marihuana con propiedades organolépticas interesantes.

Que la floración no dependa del fotoperíodo, es decir de la duración relativa noche/día, no quiere decir que las autoflorecientes no necesiten luz para crecer. Al contrario, si queremos que las plantas crezcan y produzcan, lo favoreceremos exponiéndolas a más horas de luz, de manera que sean capaces de realizar su fotosíntesis, creando materia vegetal a partir de la energía del sol y el CO2. De hecho, en cultivo interior de autoflorecientes, es frecuente que se cultiven con más horas de luz de lo habitual para favorecer los procesos de formación de materia verde.

Ventajas de las semillas autoflorecientes

A nivel práctico, el cultivo de autoflorecientes implica varias ventajas.

Cultivo indoor

Podemos tener en un mismo armario de cultivo plantas en diferentes estadíos, puesto que no necesitamos ajustar las horas de luz a la etapa de crecimiento o de floración. De esta manera podemos permitirnos una producción constante. Hay que tener en cuenta que estas plantas, cuya fase de crecimiento es más corta que la de aquellas variedades que no son autoflorecientes, suelen alcanzar un tamaño menor – herencia de C. rudelaris. A priori puede parecer una desventaja, aunque puede convenirnos si disponemos de un espacio de cultivo pequeño.

Cultivo outdoor

Nos da mayor libertad de elección sobre cuando comenzar nuestro cultivo outdoor, puesto que no depende de las horas de luz y podemos elegir de manera más flexible cuando queremos comenzar nuestro cultivo, siempre que las condiciones de temperatura lo permitan. Sin embargo, para sacar un mayor rendimiento, es recomendable comenzarlo a principios de la primavera, ya que permite que las plantas de marihuana disfruten de más horas de luz.

Cosechas más rápidas

En ambos tipos de cultivo, de interior y de guerrilla, las semillas auto permiten cosechas de marihuana rápidas: su ciclo es más corto y en unos 60 o 70 días puedes recoger tu cosecha.

Lamentamos las molestias.

Realiza una nueva búsqueda sobre tu interés