Balastros

Venta online de balastros para cultivo de marihuana

Hay dos tipos de balastros para sodio: magnéticos y electrónicos. Los primeros fueron los primeros en ser desarrollados y son los más económicos. Por un lado, son más inestables produciendo la corriente. Además, tienen un desgaste, y según va pasando el tiempo no emiten la tensión estable, con lo cual no se le saca todo el rendimiento a la planta, aunque a primera vista no se detecte. Se calientan bastante, por lo que dentro del armario producen mucho calor, incluso dentro de la sala donde tengas el armario.

Los balastros electrónicos son más eficaces, mucho más estables y no se calientan tanto. En contrapartida, su precio puede ser hasta tres veces mayor que el de los magnéticos. Emiten una tensión muy estable. Esto lo puedes comprobar haciendo un vídeo con el móvil – a simple vista no se detecta, aunque las plantas si lo notan. Las lámparas iluminadas con estos balastros emiten una luz continua, no tienen el parpadeo que se observa con el magnético. Consumen un poco menos que los magnéticos porque no tienen picos de consumo, aunque esta no es una diferencia que se note demasiado en la factura.

En definitiva, es mucho mejor usar un balastro magnético, pero si no te lo puedes permitir, con uno magnético tendrás buenos resultados. Únicamente, al cabo de un año o año y pico, te recomendamos cambiarlos. Los electrónicos, mientras funcionen, funcionan a la perfección y duran años funcionando como el primer día.

Lamentamos las molestias.

Realiza una nueva búsqueda sobre tu interés